22 de febrero.- Día de la igualdad salarial.

  • Puedes escuchar este artículo en formato podcast a través de la principales plataformas de audio, o en este  ENLACE


El Derecho Laboral, es por antonomasia, junto con la normativa fiscal, la que más reformas ha sufrido en los últimos años, y por lo tanto se trata de un área especialmente cambiante en la empresa.

 

Esta continua actualización legal, produce constantes modificaciones en materia  de contratación, bonificaciones a la Seguridad Social, prevención de riesgos laborales, afiliación y cotización a la Seguridad social...... 

 


Todo ello implica, desde el punto de vista empresarial la necesidad de esta al día para una mejor y adecuada gestión en los departamentos de Personas para detectar posibles conflictos y contingencias, actuales o potenciales.

 

  • ¿Realmente esos contratos que creemos temporales, finalizarán a su vencimiento, o por el contrario se trata de un supuesto de concatenación de contratos temporales efectuados en fraude de ley que provocará numerosas demandas por despido a su extinción?

 

  • ¿Estas bonificaciones que se estamoa aplicando,  son correctas o por el contrario nos encontraremos en breve con una reclamación por parte de la Administración al haber reducido el volumen de su plantilla no dando así derecho a bonificación alguna?.

 

 

Esta necesidad de actualización y puesta a día puede llevarnos a realizar  un trabajo de Auditoría interna, que nos permita  detectar las posibles deficiencias, optimizar los recursos laborales de los que dispone la empresa, proponer métodos de trabajo y un control más adecuado de las necesidades de la compañía.

 

Otro supuesto en el que es muy útil y me atrevo a decir que necesario, para realizar una Auditoría Laboral, son los supuestos de compraventa de activos (de una empresa en su conjunto o de una rama de actividad), habitual en momentos de incertidumbre empresarial como estos, o en empresas concursadas. ¿Hasta donde va a llegar la responsabilidad del nuevo adquirente? 

 

La importancia que, por regla general tiene para una sociedad en sus balances y cuentas de resultados el coste laboral y de Seguridad Social, hace que, en no pocas ocasiones, la parte laboral de la Auditoría sea la más relevante para tomar la decisión de adquirir o no la compañía.

 

 

Pese a que un Auditoría Laboral no está tasada como si sucede en el caso de la auditoria de cuentas, podríamos destacar como campos de análisis los siguientes:

 

  • Contratación y vicisitudes contractuales.
  • Estructura de la plantilla. 
  • Tiempo de trabajo.
  • Aspectos colectivos.
  • Relaciones con terceras empresas
  • Grupos de empresa a efectos laborales.
  • Extinciones contractuales y temas contenciosos.
  • Seguridad Social.
  • Prevención de Riesgos laborales.
  • Sistema retributivo.

 

 

Es en este último caso donde más énfasis se ha realizado este último año debido a las reformas operadas en materia de igualdad en estos dos últimos años (ya casi tres).

 

Han sido tres las reformas recientes en materia laboral que pretenden acercarnos cada vez más hacía una sociedad más igualitaria. Así, el 1 de marzo de 2019, la publicación del RDLey 6/2019 efectuó una reforma en nuestro Estatuto de los trabajadores, que obligaba a todas las empresas, con independencia de su tamaño, a contar con el registro retributivo.

 

En 2020, con los R .Decretos 901 y 902 de 13 de octubre, se desarrolló la elaboración del plan de igualdad, y se introdujo en el diagnóstico de los mismos la obligatoriedad de incorporar la Auditoria Retributiva.

 

Esta auditoria retributiva requiere la realización de un diagnóstico que incluya la valoración de puestos de trabajo y el establecimiento de un plan de actuación para la corrección de las desigualdades retributivas, con determinación de objetivos, actuaciones concretas, cronograma y persona/s responsables de llevarlas a cabo.

 

A pesar de que la norma no exige un procedimiento específico para la valoración de puestos de trabajo, está prevista la aprobación a través de una orden a propuesta conjunta de los Ministerios de Trabajo y economía social, y del Ministerio de Igualdad, que facilite a las empresas dicha labor. 

 

Ahora bien, no debemos olvidar que los convenios colectivos, en su definición de los grupos profesionales deben ajustarse a los requerimientos de la valoración de puestos de trabajo de igual valor, por lo tanto, un correcto encuadramiento en el correspondiente grupo profesional por parte de la empresa, a priori, garantizaría este requisito.

 

Se pretende que con los preceptos legales vigentes y las herramientas facilitadas o que se facilitarán en los próximos meses, las empresas puedan llevar a cabo la auditoria salarial por si mismas, si bien entre las recomendaciones para actuar ante la brecha salarial de género en una organización publicadas por el Instituto de la mujer y para la Igualdad de oportunidades, la organización debería desarrollar y actualizar su sistema de retribución de un modo participativo contando con personas expertas en retribución e igualdad.

 

 

El día 22 de febrero es el día de la igualdad retributiva, así que realicemos un buen diagnóstico de situación en las empresas que nos permita detectar, en primer lugar si existe brecha de genero, y si es así, establecer medidas y acciones que nos ayuden a evitarlas.



Puedes escuchar este artículo en formato podcast a través de la principales plataformas de audio, o en este enlace: https://anchor.fm/laura-moll/



 

GMR Management y Servicios jurídicos () | 21 February 2022